LO QUE GUARDAN LAS CAJAS FUERTES.

pexels-photo-170453.jpeg

Columna #PeRiPeCiA, Revista Cancuníssimo.com

17 de noviembre de 2017

 

LO QUE GUARDAN LAS CAJAS FUERTES.

En ellas cada persona guarda lo que considera más valioso. La abuela de mis hijos guardaba recuerdos de sus nietos: mechones pequeños de su primer corte de pelo, peines desdentados y algunos dientes de leche que tenían la suerte de mudar en su casa o que las nueras teníamos a bien compartir como ofrenda de amor para el arcón. Siempre tuvo la puerta de la caja fuerte abierta, “para ahorrarles a los ladrones el trabajo de romperla” decía.
Todos tenemos cosas de valor que queremos proteger y conservar para uso posterior o para heredar a futuras generaciones. 

En las cajas fuertes también se guardan secretos: cartas de amor, testamentos recientemente modificados, ahorros no declarados, actas y certificados, información micro-digitalizada y papeles con valor monetario o sentimental.
Pero sobre todo guardan la convicción de que representan una opción muy segura para guardar cosas valiosas, opción que inspira confianza y garantiza invulnerabilidad. Cuando éstas son usurpadas, junto con ellas se despoja a los dueños del derecho a la seguridad y la credibilidad pierde sentido.

Entonces nos damos cuenta en donde realmente estamos parados: sobre una hectárea de humedal y con un contrato firmado en la arena.
También sirve para darnos cuenta de cuánto valemos sin todo eso que guardamos y que considerábamos tan importante.

Son intrigantes y plagadas de escenas de acción, las películas donde un grupo organizado de ladrones expertos asaltan bancos, dinamitan bóvedas o se especializan en robar obras de arte. Por lo general usan máscaras: unos portan caretas de ex mandatarios, aparentan ser una banda de abuelitas o se disfrazan de elementos de seguridad. La realidad, en frecuentes ocasiones, supera a la ficción.

Situaciones de este calibre nos sirven para darnos cuenta de que nada tenemos seguro, que no podemos confiarnos y que lo más valioso con lo que contamos en la vida, jamás cabrá en una caja por más fuerte que ésta sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s