LA RAE: Los cambios que hace y los que nunca hará.

BOOKS.jpg

Columna #PeRiPeCiA, Revista Cancuníssimo, Año 26, No. 297, Enero 2018

 

La RAE con base en España y localizada a 9,025 Km. de México, persiste en su labor de normalizar palabras nuevas e incluirlas en su diccionario. Encuentro algunas válidas, sin embargo hay otras que me “conflictúan” (no se alteren, que ésta palabra también fue ya aprobada). He aquí una muestra de los más recientes y desconcertantes:

– DESCAMBIAR: Deshacer un cambio. (¡así nomás!)

– AMIGOVIO: Relación sentimental con carácter indefinido entre la libertad que se le da a un amigo pero con derechos inherentes al novio.

– MARINOVIO: Se refiere a las parejas dehecho, entre las que no hay un matrimonio oficial. (También conocido como: concubinato, “arrejuntados” o “están bien así”).

PALABRO: Palabra mal dicha. (Pleonasmo)

Se me hace “abracadabrante” (muy sorprendente y desconcertante) que se normalicen términos mal pronunciados y que porten la investidura de “palabras”, sólo por la fuerza que imprime el uso y la costumbre. Si fuera esa la constante en la regla, tendríamos entonces que realizar muchos cambios tanto en el diccionario como en el lenguaje coloquial. Se tendría que cambiar por ejemplo, la definición de:

“POLÍTICO” por: ladrón con fuero y guardaespaldas.

Cambiaríamos la palabra “SOBORNO” por: instrumento de uso común para conseguir permisos del gobierno, acelerador de trámites, facilitador del prepago de multas sin recibo; grasa necesaria para el funcionamiento correcto de los engranajes de la maquinaria política.

IMSS: Instituto Mediocre de Sufrimiento Silencioso.

SALARIO MÍNIMO: Remuneración irrisoria que alienta el comercio informal y la delincuencia semi-organizada.

“VIOLACIÓN”, como: ataque provocado por la víctima debido a la ropa que traía puesta, el horario en que fue interceptada y por andar sola.

DEMOCRACIA: Monarquía hereditaria disfrazada.

MIREY: Hijo del “rey”, que gobierna en un territorio en lugar de su padre, con la misma autoridad y poderes que él.

La Academia Mexicana de la Lengua, era antes correspondiente de la RAE. En la actualidad se le reconoce a ésta ultima como la hermana mayor, pero ya no decide ella por sí sola. (Como sucede en la mayoría de las familias, cuando la menor se emancipa). Rescata, entre otros documentos valiosos, el diccionario refranero y de mexicanismos donde se inmortalizan vocablos como: “abuelear, campechanear y chelear”.

Nuevos términos han sido creados por los jóvenes para definir colores flamantes, cuyos nombres ejemplifican con gran claridad su peculiar tono: como el “rosa millenial” y el “negro chingón”. Pero también hay definiciones primitivas que deberían cambiar por ser ofensivas y sobre todo por sostener una falacia, una etiqueta inmerecida y un pre-juicio. Como éste claro ejemplo que injustamente sigue existiendo, tanto en el diccionario de la RAE, como en la percepción de nuestra sociedad actual:

Sexo débil.

  1. Conjunto de las mujeres.

Sexo fuerte.

  1. m. Conjunto de los hombres.

Machismo.

De macho1 e -ismo.

  1. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

 

Muchos hombres dirán que no.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s